Los pantalones vaqueros llevan toda la vida entre nosotras. Ya existían en los tiempos no solo de nuestras madres, sino de nuestras abuelas e incluso bisabuelas (los llevaran o no).

Y sin embargo, no siempre sabemos todos los tipos de vaqueros para mujer a los que podemos recurrir, ni cuáles son los que nos sientan mejor.

Tipos de vaqueros para mujer

Si tú también tienes dudas en este sentido, no te preocupes para nada: voy a contarte cuáles son los tipos de vaqueros que podemos lucir y cuáles nos sientan mejor en cada caso.

¡Al lío amiga, que hay faena!

Todos los tipos de vaqueros que existen

Como cada una tiene su favorito en lo que a jeans se refiere, podría parecer que no hay muchos tipos de pantalones vaqueros para mujer. Pero sí que los hay, ¡un montón!

Toma nota de los principales:

Regular, recto o straight

Estos son los vaqueros de siempre, los de toda la vida.

La pierna es recta de arriba abajo, por lo que resaltan en su justa medida, sin llegar a ser incómodos.

Los vaqueros recto son una apuesta segura, ya que sientan bien a todo tipo de mujeres.

Jeans rectos

Skinny

Los skinny son unos vaqueros tipo pitillo. Es decir, quedan muy ajustados al cuerpo.

Así que si quieres marcar tipo, no hay duda de que estos son unos vaqueros perfectos para ti.

Skinny jeans

Super skinny

Seguro que ya te lo imaginas: los super skinny son un salto de nivel respecto a los skinny.

Son vaqueros ajustados no, ajustadísimos.

El efecto es muy sexy, pero vas a tener que renunciar un poquito a la comodidad.

Super skinny jeans

Slim

Unos vaqueros son slim cuando no son tan rectos como un pantalón straight, pero tampoco llegan a ser tan ajustados como los skinny.

Su ventaja es que acentúan la forma del cuerpo, por lo que sirven para lucir tipo. Y además, estilizan mucho.

Slim jeans

Boyfriend

Este tipo de vaqueros son estrechos por arriba y de talle alto. Pero a medida que la pierna desciende, se van ensanchando para estrecharse de nuevo en la parte del tobillo.

Los boyfriend dan frescura a cualquier look, ya que resultan de lo más desenfadados.

Además son bastante cómodos, por lo que es difícil resistirse a probarlos.

Su nombre viene de que recuerdan a los vaqueros de los hombres en cierta medida, pero hay una variante: los vaqueros girlfriend o mom, que son un poco más estrechos.

Boyfriend jeans

Wide leg

De manera literal significarían pierna ancha, y esto resume a la perfección el corte de estos vaqueros.

Ajustados a la cintura y con tiro alto, los vaqueros wide leg se van ensanchando desde la parte baja de la cadera hacia abajo cada vez más, por lo que su parte más holgada es justo la del tobillo.

Son muy favorecedores para todo tipo de mujer, si bien las más bajitas deben combinarlo con zapato alto para no acentuar este rasgo.

Wide leg jeans

Bootcut

Los bootcut son unos vaqueros con una especie de campana desde las rodillas hasta los tobillos, no demasiado pronunciada.

Estos vaqueros se pusieron de moda a la vez que los pantalones de campana más o menos.

Por cierto, que para mí todo pantalón tipo campana sienta bien a las más altas sobre todo.

Bootcut jeans

Flare

Un vaquero flare es similar a un de corte bootcut, pero comienza a ensancharse por debajo de la zona del trasero, y gana volumen por abajo.

Recuerdan mucho a los pantalones de campana, y aunque no sientan mal a nadie, a las mujeres muy altas les van de maravilla (ya te decía, esto lo veo siempre en los pantalones de campana).

No es recomendable llevarlos con zapato plano, ya que el efecto estético tendería a hacernos más bajitas.

Flare jeans

Cropped flare

Para mí son de los tipos más particulares de vaqueros que podemos llevar.

Los cropped flare son unos vaqueros de campana, pero la campana no termina al final de la pierna sino por encima del tobillo.

Si los pantalones de campana los veo sobre todo para mujeres altas, con este me pasa eso sobre todo.

A las bajitas siempre les quedará mejor un vaquero flare o bootcut que un cropped flare, para mi gusto.

Cropped flare jeans

Ripped

Son la versión más punky de los vaqueros, ya que contienen una serie de rasgaduras que pueden ir de las rodillas hacia abajo, pero también en los muslos para las más atrevidas.

Puedes incluirlos en un look muy desenfadado, ya que son unos vaqueros muy chulos pero no los más elegantes.

Ripped jeans

Culotte

Un vaquero tipo culotte es estrecho de cintura y de tiro alto, pero se va ensanchando a lo largo de la pierna y terminan por encima del tobillo.

El culotte existe de los años 30, aunque se pusieron de moda sobre todo en los 70.

Estos jeans tienen cabida sobre todo en un look informal, donde marcarán la diferencia y atraerán todas las miradas.

Culotte jeans

Jegging

Las amantes de los leggings y de los vaqueros al mismo tiempo tienen en el jegging su prenda ideal.

El jegging tiene la forma de un legging, pero por su tejido recuerda a un pantalón vaquero.

La verdad es que los jeggins son todo un sueño, porque permiten lucir un vaquero con la comodidad de un legging.

Jegging

Slouchy

Los slouchy son de tiro alto y estrechos en la cintura, pero hacia abajo recuerdan a unos pantalones bombacho

Aunque pienses que esto los hace apropiados solo para un look informal, te sorprenderías al ver lo elegantes que pueden llegar a ser si se combinan bien.

Slouchy jeans

¿Qué vaqueros sientan mejor según la ocasión?

Al final, todo depende de cuál sea tu estilo y de lo que busques. Te propongo algunas ideas:

Si eres bajita y lo que quieres es parecer más alta, atrévete con unos jeans flare. Sí sí, como lo oyes.

Me dirás: “Sandra, si me dijiste que las campanas sientan bien sobre todo a las altas”. Tú lo has dicho, sobre todo.

Ponte unos jeans flare con unas buenas plataformas y verás cómo se estiliza tu figura casi por arte de magia.

¿Que lo que quieres es pasar más bien desapercibida, con un look sobrio y minimalista? No hay duda: lo que necesitas son unos vaqueros rectos con una prenda lisa en la parte superior.

¿Te encanta incluir un toque masculino en tus looks y es justo lo que deseas? Seguro que ya lo sabes: en este caso, la apuesta segura es optar por unos vaqueros boyfriend.

Y si lo que quieres es marcar tipo, no hay duda de que debes hacerlo con unos skinny o super skinny pero…Te recomiendo que remates tu look con unos buenos tacones, ¡levantarás pasiones!

Tipos de vaqueros de mujer

Breve historia sobre los jeans o vaqueros ¿han existido siempre?

La historia de los vaqueros es bien antigua, ya que se remonta a mediados del siglo XIX.

Alrededor del año 1850, Levi Strauss, fundador de la casa Levis, comienza a diseñar pantalones con el tejido jene, y por eso les pone el nombre jean ni más ni menos.

La historia es de lo más curiosa. Strauss se instala en San Francisco en la época de la fiebre del oro, y abre una tienda para vender tiendas de campaña.

De esa manera descubre que las personas que buscan oro lo que quieren es dormir al aire libre. Pero para esto necesitaban unos pantalones más resistentes.

¿Qué hizo este fabricante? Comenzó a trabajar con el jene, un tejido de algodón rudo que hasta ese momento había tenido otros usos.

Un cliente llamado Jacob Davis tuvo una idea: reforzar los pantalones con remaches de cobre en determinadas zonas como la bragueta.

Ante la imposibilidad de patentar esta idea, le propuso a Levi que se asociaran y así lo hicieron.

Al tiempo, los genoveses tiñeron la tela en el color azul que todos conocemos.

Tipos de vaqueros Levis para mujer

En la Segunda Guerra Mundial, los jeans formaban parte de las provisiones de los aliados.

Y ya en los cincuenta, comienzan a comercializarse con una imagen muy distinta, como una prenda informal para la gente joven.

¡Y ya hemos terminado! Ahora ya sabes todos los tipos de vaqueros que existen, a quién sienta bien cada uno de ellos y qué efecto hacen.

Yo creo que ya tienes toda la información que necesitas para sacarle el máximo partido a los jeans.

¿Me cuentas qué tipo de vaqueros son tus favoritos y cómo te gusta llevarlos? ¡Me encantará tomar nota de tus ideas!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.