Viernes, 15 de febrero de 2019

¡¡Holaaaa!! ¿Qué tal estáis? Una semana más os quiero hablar de un look clásico y sencillo de conseguir, con prendas básicas al alcance de cualquier armario. Os hablo de la combinación blanco y negro.

Si te levantas por las mañanas, abres el armario y no sabes que ponerte ¡bienvenida al club! A mi me pasa muy a menudo, por eso cojo alguna prenda en color negro y la combino con blanco, o al contrario y Voilá! El resultado es un look sofisticado y elegante al minuto, bien lo combines con deportivas o con un buen tacón.

Pues reivindicando el black and white, hoy llevo puesto pantalón pitillo en color negro, jersey blanco con detalles étnicos y abrigo borrego en blanco. Lo combino con botines de tacón en color negro también, un look ideal y sencillísimo al instante 😉 Y el abrigo es de rebajas, hay que aprovechar esta época para haceros de prendas básicas en ambos colores.

Retomo la experiencia de mi parto (4º parte): Me vuelvo a despedir de mi chico un poco nerviosa pero feliz, ahora sí que sí, llegaba el momento de ser fuertes pues ambos sabíamos que había llegado la hora.

Preparan todo y pasó a quirófano. Observo que todo pasa muy rápido a mi alrededor, veo enfermeros y a mi ginecóloga con sus mascarillas, una tela cae por delante de mí y ya no soy capaz de ver nada. A los cinco minutos, alguien me susurró al oído estas palabras: “vas a notar un tirón, tranquila que es que ya vamos a sacar al bebé”.

Con mucho miedo, por todo lo que estaba pasando, sólo pensaba en cómo sería la carita de Julia, si su pelito (si es que tenía) iba a ser de color oscuro o rubito, cómo serían sus ojitos y su sonrisa… ¡Ay! y entonces escuché unos llantos. Ya había nacido mi tesoro. Rápidamente me acercan a Julia a mi rostro y me dicen:” aquí está tu bebé dale un besito”.

Morí de amor. ¡No era bonita, sino perfecta! y eso que pude verla sólo unos instantes…  Se la llevaron entonces con su papá al nido para hacer el piel con piel, y yo estaba con tanta paz y tan cansada que me dormí.

Cuando desperté, me dijeron los enfermeros que ya habíamos terminado. Tras un par de horas de postoperatorio y con alguna que otra lágrima saltada de la emoción, al fin me subieron a mi habitación.

Al verla entrar en la cunita, recuerdo que me moría  por abrazarla. Me la pusieron encima y como estaba con mucha hambre la enchufe al pecho. Mi sueño de ser mamá comenzaba… y desde entonces no puedo ser más feliz…

Espero que os haya gustado, y que me dejeis vuestros comentarios contándome vuestras experiencias en el parto. En próximos post os hablaré de mi experiencia postparto y la lactancia.

Disfrutad del amor y a ser felices,

¡Feliz semana de San Valentín!

1

2

5

8

9

10

11

12

13

14

[ratings]

ABRIGO: SPRINGFIELD

JERSEY: COCOYOG MODAS

PANTALÓN PITILLO: MANGO

BOTINES: HyM

► FOLLOW ME ◄

[social_icons type=»normal_social» icon=»fa-instagram» use_custom_size=»yes» custom_size=»38″ link=»https://www.instagram.com/cheridanstyle/» target=»_blank» icon_color=»#d85858″ icon_hover_color=»#444444″][social_icons type=»normal_social» icon=»fa-twitter» use_custom_size=»yes» custom_size=»38″ link=»https://twitter.com/cheridan_style» target=»_blank» icon_color=»#d85858″ icon_hover_color=»#444444″][social_icons type=»normal_social» icon=»fa-facebook» use_custom_size=»yes» custom_size=»38″ link=»https://www.facebook.com/Cheridan-Style-216826855478256/» target=»_blank» icon_color=»#d85858″ icon_hover_color=»#444444″][social_icons type=»normal_social» icon=»fa-flickr» use_custom_size=»yes» custom_size=»38″ link=»https://www.flickr.com/photos/154967754@N07/» target=»_blank» icon_color=»#d85858″ icon_hover_color=»#444444″]